Best of the year 2012-2013 - page 1

| FEBRERO ‘12
60
|
Los monitores
de referencia implacables
Monitores profesionales Manger MSM c1
A pesar de sus más de 30 años de existencia y de poseer
patentes mundiales sobre su tecnología, capaz de producir
“los mejores monitores de referencia del mundo”, la marca
Manger sigue siendo una desconocida para la gran mayoría
de los usuarios profesionales. Durante varios años, esta
empresaalemana, fundadapor JosefW.Manger invirtióen la
investigación y desarrollo de transductores y monitores que
pudieran responder a las necesidades de audición perfecta,
semejante lo más posible a la propia audición humana.
Esta investigación dio origen a diversos productos de alta
fidelidad que, infelizmente, se perdieron en la inmensa
selva que es el mercado del “audio esotérico” donde genios
y charlatanes conviven alegremente. Afortunadamente,
Manger decidió crear un sistema de monitorización de
referencia para el mercado profesional, los monitores de
estudioMSMc1, que prometen traer lamarca a un segmento
donde su esfuerzo puede ser reconocido y aprovechado.
Producción Audio ha puesto estos monitores a prueba, en
un proceso que nos llevó algunas semanas. Sin embargo,
la rotunda originalidad del producto hacía que cualquier
esfuerzo mereciera la pena.
Por António Gil y André Pires (análisis)
T
ras haber
pasado más de 30 años
dedicado a desarrollar el transductor
perfecto, Josef W. Manger presentó
al mercado el Manger Sound Transducer, que
según su hija Daniela, actual responsable de
Manger Products, permite brindar “una repro-
ducción sonora perfecta tanto a los técnicos
de sonido como a todos los audiofilos y aman-
tes de la música”. Daniela Manger ha explica-
do también en numerosas ocasiones que “en
nuestro transductor, las peculiaridades típicas
que existen debido a la construcción de drivers
convencionales desaparecen de raíz, de forma
que evitamos los errores que todos los demás
cometen. Hicimos inmensos estudios, desde
la fisiología de la audición humana, pasando
por todo tipo de escuchas destinadas a per-
feccionar nuestro producto, hasta llegar a una
base que consideramos un punto de partida
para la reproducción natural y fiel de cualquier
sonido. A continuación llegó la elección de los
materiales a utilizar, la técnica de fabricación
y calidad de la misma (estamos hablando de
niveles de tolerancia del orden de los micro-
nes), la precisión acústica de las pruebas y
otros aspectos, lo cual nos llevó a la creación
de un transductor capaz de una reproducción
perfecta”.
Según se ha descrito, el transductor de Man-
ger tuvo como base de desarrollo el propio
oído humano y la forma como este se integra
con el entorno. O sea, reconociendo que nues-
tra audición está también condicionada por el
lugar donde nos encontramos. Si retiramos
este lugar de la ecuación, nos quedamos con
las bases para una medición perfecta de la au-
dición, algo que resulta evidente para quienes
hacen pruebas de audiología y/o trabajan en
este ramo.
Nuestro sentido de la audición no tiene que
ver solamente con las frecuencias que oímos
y la presión con que dichas frecuencias llegan
a los oídos (no olvidemos que todo el cuerpo
es resonante). Realmente, en la mayoría de
los sonidos que percibimos hay contenidos
espectrales muy complejos que nos dan no-
ciones sobre el “tamaño” y distancia del so-
nido; también nos indican la naturaleza del
mismo, el tipo de materiales (o instrumen-
tos) que provocan ese sonido, aunque sea
de forma aproximada. Estamos hablando de
los contenidos armónicos y también los tran-
sitorios, que dan a cada sonido un carácter
único. Y queda todavía un muy largo etcétera
de consideraciones, como pueden ser las di-
ferencias temporales entre el oído izquierdo
y el derecho, lo que nos da una idea del punto
de origen del sonido... Como puede verse, la
audición es un proceso sumamente complejo.
Según los especialistas en audiología, en pri-
mer lugar oímos el ruido que es emitido de
forma temporal secuencial (o sea, la evolu-
ción del sonido durante determinado periodo
de tiempo), secuencia en la cual oímos pri-
mero los transitorios. Más tarde percibimos
los tonos compuestos por las frecuencias,
repeticiones, etc. Cada sonido tiene así, siem-
pre, una importante carga de transitorios en
el inicio, y son estos transitorios los que in-
ANÁLISIS
1 2,3,4,5,6,7,8,9,10
Powered by FlippingBook